Primero a la adolescente, luego a la embarazada